DESCOMPENSACIONES

DESCOMPENSACIONES

Desde HFE Life, nuestro entrenador en Valencia, hoy te habla sobre las descompensaciones.

NO HACER CASO DE LAS COMPENSACIONES…

Quizá ya lo sepas, pero te lo recuerdo por si acaso que posiblemente poseemos una de las estructuras más sofisticadas y complejas del mundo, el CUERPO HUMANO.

Está diseñado para ser capaz, o por lo menos no morir en el intento, de mantener una función locomotriz adecuada, gracias en gran parte a nuestro sistema musculoesquelético cuya función principal es producir movimiento.

¿Qué le sucederá a la función locomotriz si nuestro sistema musculoesquelético se ve alterado? COMPENSARÁ

En un sentido muy amplio y general, compensar es una forma que tiene el cuerpo de adaptarse a un patrón de movimiento “desalineado”. Esta compensación suele ser parte de un esfuerzo de nuestro cuerpo para ayudar a que este movimiento desalineado se convierta a corto plazo en un menor riesgo, pero a largo plazo puede traer ciertas complicaciones. En realidad, compensar no es una habilidad y por lo tanto no deberíamos obviarla ya que realmente es un síntoma de un problema en el cuerpo.

Si una articulación se encuentra limitada o afectada para realizar su función dentro del movimiento o de un patrón, nuestro hadware (sistema musculo-esquelético) ordenado por nuestro Software (nuestro cerebro) encontrará una alternativa eficaz para que otra articulación asuma la responsabilidad que no le toca.

“Si un eslabón es débil, el sistema neuromuscular buscara otros eslabones para compensarlo, entonces esa nueva compensación…”

¿NO PROVOCARÁ UN REFORZAMIENTO DE ESTA NUEVA COMPENSACIÓN?

“El débil se vuelve más débil y el fuerte se refuerza”

 

 

Este mecanismo “inteligente” del cuerpo pretende en todo momento conservar la correcta función locomotora, sino detectamos a tiempo estas compensaciones corremos el riesgo de pagar un precio mecánico muy alto, el cual puede llevarnos a desequilibrios, alteraciones, sobrecargas y futuras lesiones.

“Que el movimiento sea posible no significa que respete la fisiología articular”

Siguiendo el hilo de la entrada anterior “TU GENES TE PIDEN, MUEVETE”, seguramente una de las principales causas de esta disfunción articular la encontramos en los patrones de inactividad de nuestra sociedad actual. 

Muchos de los gestos, posiciones y hábitos que asumimos diariamente producen desequilibrios que pueden alteran patrones posturales, generando sobrecargas y limitaciones articulares importantes. Esto puede ser a veces por falta de uso o por exceso de mal uso 

Si un movimiento básico como un patrón de flexión de cadera, no es correcto, difícilmente vamos a conseguir incrementar un mejor estatus funcional hacia ejercicios que requieran una mayor dificultad incrementando por ejemplo una variable como es la carga (peso muerto con peso)

¿Dónde viene el problema?

Posiblemente es que gran parte de la población que se inicia en la actividad o ejercicio físico, ya tengan patrones posturales deficientes e incorrectos, siendo poco conscientes de ellos.

“Muchas de las tendencias a la disfunción son tan solo variabilidades normales del cuerpo”

¿Qué hacemos entonces?

Optimizar el patrón, no corrijas el ejercicio y para ello deberás EVALUAR.

“PRIMERO MUEVETE BIEN, LUEGO MUEVETE MUCHO”

En HFE Life, tu centro de entrenamiento en Valencia, queremos que seas consciente de las posibles descompensaciones que puede tener tu cuerpo.
Si quieres saber más sobre este y otros temas  visita nuestra página http://www.hfelife.com

Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0
Si te gusta esto comparte
HFE Life
info@hfelife.com
No Comments

Post A Comment