Diabetes Mellitus

diabetes-mellitus

Diabetes Mellitus

Diabetes Mellitus

El médico Británico Thomas Willis fue quien acuño el término “diabetes mellitus” (-diabetes- exceso de micción, con la orina dulce como la miel -mellitus-) debido a queen 1674-75 se le ocurrió probar la orina de un diabético y encontró que era dulce.

¿Que es la Diabetes Mellitus?

La diabetes es un conjunto de enfermedades que comparte en común una alteración de la homeostasis de la glucosa, debido a que el páncreas, que es el principal regulador de la glucosa en sangre, sufre algún tipo de alteración. La diabetes también puede modificar el metabolismo de lípidos (grasas) y proteínas.

El 13,8% de los españoles mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5,3 millones de personas. La diabetes tipo 1, supone entre el 5 y el 1% del total de españoles. La diabetes asociada con el embarazo, afecta a entre el 5 y el 7% de todos los embarazos en España

Otro dato preocupante es que el 12,6% de la población, más de 4,8 millones de personas, tienen intolerancia a la glucosa o glucosa basal alterada, situaciones que se consideran prediabéticas. estudio

Tipos de diabetes

Tipo 2: Este es el tipo de diabetes más prevalente entorno a un 90% de los casos, asociada a sedentarismo y obesidad. Esta se da porque el páncreas no es capaz de producir suficiente insulina como para normalizar los niveles de glucosa, debido a que las células beta han sufrido un gran deterioro. Al mismo tiempo, se suele dar resistencia a la insulina dando como resultado niveles altos de glucosa en sangre. Este tipo de diabetes no es siempre dependiente de insulina.

Tipo 1: normalmente este tipo de diabetes es de carácter autoinmune, el sistema inmune ataca a las células beta del páncreas eliminándolas, con lo cual se deja de producir insulina (insulinodependiente).

MODY: Se trata de un tipo de diabetes monogénica, los sujetos que la padecen tienen poca capacidad de producir insulina. Su diagnóstico es un poco más complicado, por la similitud con la diabetes tipo 2. Suele presentarse en personas por debajo de los 25 años y puede controlarse sin necesidad de insulina.

LADA: Es otro tipo de enfermedad autoinmune, muy parecida a la diabetes tipo 1, siendo esta menos severa, la perdida de células beta pancreáticas es más lenta y progresiva. Aparece en la edad adulta a partir de los 30 años.

Gestacional: es un trastorno específico del embarazo, suele aparecer entorno a la
semana 24. El aumento de algunas hormonas puede contribuir a una ruptura del
equilibrio insulina/glucosa. Además, el incremento de tejido adiposo, disminución de
ejercicio, y el aumento de la ingesta calórica contribuyen a un estado de intolerancia a la glucosa relativa.

Diabetes, alimentación y entrenamiento

Un estilo de vida más activo es recomendado a toda la población y especialmente a aquellas personas con diabetes. En estos casos, el inicio del ejercicio debe ser de forma mucho más progresiva, para evitar posibles efectos adversos.

Se recomienda cualquier tipo de ejercicio, siempre que no haya complicaciones, si aparece alguna te aconsejamos que acudas a un profesional.

Lo adecuado para un paciente diabético, sería que tanto entrenador, nutricionista y endocrino trabajaran de manera interdisciplinar, con el fin de evitar alteraciones en el control de la diabetes.

La alimentación en diabéticos va a variar dependiendo del tipo de diabetes y si es insulinodependiente o no. Las diabetes de carácter autoinmune pueden verse beneficiadas de una alimentación que module y no altere la composición de la microbiota intestinal.

Los diabéticos que usan insulina o secretagogos orales están en riesgo de hipoglucemia inducida por el ejercicio, por ello deben de controlar los niveles de glucosa en sangre antes, durante y después del ejercicio. Antes del ejercicio con niveles demasiado elevados de glucosa (>250 mg /dl con cetonas en la orina, o >300 con o sin cetonas) o demasiado bajos (< 70 mg /dl) no se debe realizar ejercicio.

Los diabéticos insulinodependientes, deben de consumir unas pocas horas antes del ejercicio una comida rica en carbohidratos (HC) con baja carga glucémica. Para eventos de más de 1 hora, puede ser necesario ingerir HC intra entreno; la dosis va a depender de la intensidad del ejercicio. Tras el entrenamiento habrá que consumir una comida rica en HC durante las primeras 4 a 5 horas para permitir la síntesis de glucógeno adecuada.

Los atletas deben ser conscientes de los síntomas de la hipoglucemia y tener accesible glucosa rápidamente absorbible, para poder subministrarlo en caso de padecerla.

La hidratación no varía entre atletas que son diabéticos de los que no lo son.

Comparte si te ha gustado
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
HFE Life
hfe.nutricion@gmail.com
No Comments

Post A Comment