PUNCIÓN SECA

Punción seca

PUNCIÓN SECA

PUNCIÓN SECA

Punción seca de puntos gatillo

Una de las técnicas empleadas en fisioterapia para el dolor muscular ocasionado por puntos gatillo es la punción seca. En los últimos años, se han realizado numerosos estudios que confirman la efectividad de esta técnica en diferentes músculos y tipos de pacientes. A nivel clínico además se observan mejorías mucho más rápidas, por lo que se trata de una técnica muy utilizada en la fisioterapia deportiva.

¿Qué es un punto gatillo?

Un punto gatillo es una zona hiperirritable localizada en una banda tensa de un musculo esquelético que genera dolor con la compresión, distensión, sobrecarga o con la contracción del tejido, que generalmente responde con un dolor referido en una zona alejada de la original.  Las bandas tensas del músculo son fibras musculares contraídas que se pueden palpar como cordones tensos. Estas bandas son las llamadas “contracturas” que tienen un origen endógeno independientemente de la actividad electrogénica, por lo que no afecta a todo el músculo.

Imagen relacionada

Podemos encontrarnos con puntos gatillo activos o latentes. La gran diferencia entre uno y otro es que los latentes no reproducen ningún síntoma de manera espontánea. Además los activos causan más dolor y una zona de dolor más amplia que el punto gatillo latente, siendo también más sensibles a la presión.
Cuando encontramos un punto gatillo activo, podemos reproducir los síntomas y dolor habitual que siente el paciente a través de su estimulación. Si provocamos presión mantenida, causaremos alodinia en el punto gatillo y posible hiperalgesia en una zona alejada del punto gatillo. En cambio, ante un punto gatillo latente, el dolor local y referido no reproducen ninguno de los síntomas reconocidos habituales para el paciente. Tanto un tipo como el otro de punto gatillo pueden provocar disfunciones motoras, en las que se incluyen debilidad muscular, inhibición muscular, aumento de la irritabilidad motora, espasmo, desequilibrio muscular y alteraciones en el reclutamiento motor.

¿En qué consiste la punción seca?

La punción seca es una técnica invasiva que consiste en la introducción de una aguja estéril dentro del músculo, en la banda tensa nombrada anteriormente, con el objetivo de destruir la placa motora, estimular el huso neuromuscular, y por tanto disminuir el dolor del paciente produciendo una relajación muscular refleja con aumento de la elasticidad muscular.

Resultado de imagen de puncion seca

Podemos utilizar dos variantes de esta técnica según el objetivo a conseguir: la punción seca superficial o la profunda.
En la punción seca superficial se introduce la aguja en la piel y el tejido celular subcutáneo que se sitúa por encima del punto gatillo. Se introduce máximo 1 cm sin llegar a penetrar en el musculo. Se mantiene la aguja en el lugar que se ha introducido y se estimula cada cierto tiempo, rotándola o moviéndola.

Esta técnica nos ayudará a trabajar con más facilidad a posterior en el punto gatillo (se asocia esta técnica a la estimulación de fibras aferentes sensitivas). Podemos utilizar varias agujas a la vez y mantenerlas en el tiempo mientras realizamos otras técnicas en otras zonas del cuerpo.


Con la punción seca profunda, introduciremos la aguja hasta el músculo, hasta el punto gatillo,  y una vez dentro se estimulará introduciendo y sacándola. Se buscará provocar respuestas de espasmo local dentro del musculo que, en muchas ocasiones, son notadas visualmente.

puncion seca

Las respuestas de espasmo local son contracciones súbitas de las fibras musculares pertenecientes a una banda tensa. La cantidad de respuestas que encontramos puede estar relacionado con la irritabilidad del punto gatillo lo que a su vez parece estar correlacionado con el grado de sensibilización de los nociceptores musculares.


Las respuestas de espasmo local son contracciones súbitas de las fibras musculares pertenecientes a una banda tensa. La cantidad de respuestas que encontramos puede estar relacionado con la irritabilidad del punto gatillo lo que a su vez parece estar correlacionado con el grado de sensibilización de los nociceptores musculares. La aparición de las respuestas de espasmo local se han considerado importantes a la hora de inactivar los puntos gatillo, y puede confirmar que la aguja ha sido introducida de manera eficaz sobre el punto gatillo.

NOCICEPTORES

En la punción seca superficial no se observan respuestas de espasmo. Las respuestas de espasmo local son contracciones súbitas de las fibras musculares pertenecientes a una banda tensa. La cantidad de respuestas que encontramos puede estar relacionado con la irritabilidad del punto gatillo lo que a su vez parece estar correlacionado con el grado de sensibilización de los nociceptores musculares. La aparición de las respuestas de espasmo local se han considerado importantes a la hora de inactivar los puntos gatillo, y puede confirmar que la aguja ha sido introducida de manera eficaz sobre el punto gatillo. En la punción seca superficial no se observan respuestas de espasmo.


El mecanismo de acción de esta técnica ha sido motivo de controversia, pero se ha relacionado la punción seca y los puntos gatillo con las placas motoras. Como se ha dicho anteriormente, se cree que la punción seca daña las placas motoras llegando incluso a destruirlas. Esto provoca una denervación distal del axón cuando la aguja llega hasta el punto gatillo. A los 7-10 días después de la punción se produce la regeneración muscular, produciéndose una reacción inflamatoria que ayuda a la reparación del tejido muscular y nervioso, recuperando entonces la función normal de la placa motora. Habitualmente es necesaria más de una aplicación de punción seca, con una diferencia de una semana entre una y otra.

FISIOTERAPIA

Hay que dejar claro e insistir en que la punción seca es una de las muchas técnicas empleadas en la fisioterapia y que por si sola no consigue mejorar o eliminar los problemas del paciente. Es necesario combinarla con otras técnicas complementarias después de analizar el caso del paciente y ver la causa de sus problemas. Además debemos tener en cuenta las contraindicaciones de la punción seca, como pueden ser: pánico a las agujas, problemas de coagulación, alergias a metales, alteraciones de la piel (heridas, quemaduras,..), embarazadas, etc.

Comparte si te ha gustado
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
HFE Life Rupérez Vírseda
hfe.nutricion@gmail.com
No Comments

Post A Comment